El Tai Chi es un ejercicio milenario proveniente de China que sirve para aumentar las energías dentro del cuerpo a través de una serie de ejercicios con movimientos suaves.

Es un arte marcial que fortalece la energía interna del cuerpo a base de movimientos coordinados y correlativos que se ejecutan suave y lentamente. Al no utilizar tensión muscular facilita al practicante un estado de tranquilidad, sosiego y meditación, se logra liberar la tensión mental y física y se alcaza un nivel mas alto de relajación. Esta es la clave para conservar y mejorar la salud mental y física.

Se recomienda para estados de ansiedad, estrés, mejora el sistema circulatorio, la postura, tendones, articulaciones.
Los movimientos suaves y lentos junto a una respiración profunda ayuda al masaje de los órganos internos.
Lo pueden practicar tanto niños como ancianos pues practicamente no hay riesgo de lesión.

Este antiguo arte defensivo también es usado como ejercicio de meditación, que expresa los principios taoistas de ceder, ser flexible y de la circulación de la energía.

Ahora, en C.D. AMAYA, socios interesados podrán adentrarse en este arte milenario.