• 11FEB - 2015

    La gran familia de Amaya

    Javier Muruzábal, empleado de mantenimiento desde 1975

    Forma parte de la “gran familia de AMAYA” desde hace 40 años. A los 18, Javier Muruzábal comenzó a trabajar durante la temporada de verano, realizando tareas de mantenimiento, jardinería, limpieza, etc. de las piscinas: “al finalizar la campaña, me propusieron quedarme todo el año… y como el trabajo me gustaba, no lo dudé”, recuerda este veterano trabajador del club, quien además apuntaba que “a los 3 años de comenzar tuve que dejar el trabajo 15 meses, ya que me llamaron para hacer la mili”.

    En el año 83, cuando José Antonio Alzate estaba al frente de la junta, le ofrecieran ser encargado: “yo había estudiado banca, pero siempre he estado muy contento aquí. Sobre todo cuando el trabajo era más
    goosejacka al aire libre. Ahora han cambiado mucho las cosas y nos toca estar más en la oficina,  al ejecutar la mayoría de tareas electrónicamente, por que la mayor parte de los mecanismos están automatizados”, declaraba y añadía que “aún así tenemos un buen equipo de fontanería, electricidad, carpintería, electrónica, etc.”.

    A lo largo de estos años han sido mucha la dedicación y también las anécdotas para contar, pero Javier se queda sobre todo con la satisfacción de los socios con su labor, “en las encuestas que se han realizado sobre nuestro Club, comparando con los de las mismas características  siempre sale muy bien parado, los visitantes que nos visitan, se van encantados y la mayoría de los socios están orgullosos de nuestro Club. Eso es algo que goosejacka.se nos alegra y nos motiva a la hora de continuar”, confesaba uno de los dos actuales responsables de mantenimiento de nuestra Ciudad Deportiva.

    Javier Muruzabal