• 07SEP - 2015

    Jokin Zabalza, 50 años formando parte de la gran familia de Amaya

    Este músico pamplonés cumple medio siglo de vida tan sólo seis días después de que el club celebre su 50º aniversario

    Nació tan solo unos días después de la inauguración oficial de Amaya, y por tanto, su historia personal y familiar ha transcurrido de manera paralela a la del club. Este mes de septiembre, Jokin Zabalza y la Ciudad Deportiva celebran una fecha muy especial: su 50 cumpleaños. Un momento idóneo para echar la vista atrás y recordar con cariño todos los momentos que este músico pamplonés ha vivido en nuestras instalaciones: “mis primeros recuerdos aquí son de la piscina de rocas, con apenas cuatro o cinco años. Mi padre, Joaquín Zabalza, era uno de los socios fundadores, y nos inscribió a mí y a mis hermanos prácticamente al nacer”, explica.

    Los veranos en el club estaban llenos de juegos con sus hermanos y amigos en el césped “y en aquellos columpios en los que nos jugábamos el tipo”. También de sobremesas musicales y auténticas fiestas después de las comidas familiares, no en vano, su padre era miembro de los míticos Iruñako: “él sacaba la guitarra y todos nos poníamos a cantar con él. Siempre terminaban uniéndose amigos de otras mesas… así que la tarde se alargaba. Pasamos momentos inolvidables”, recuerda este profesor de música.

    Aunque sin tanta “jarana”, Jokin y una de sus hermanas siguen reuniéndose con bastante asiduidad para comer en Amaya: “sobre todo ahora, con la inauguración del txoko-merendero, que hay un espacio magnífico para poder estar con la familia o con los amigos”. Y es que, con el paso de los años, ha conseguido hacer buenas amistades en el club: “antes venía sobre todo en verano, pero ahora lo hago todo el año. Tenemos un grupo de ‘pádel mañanero’ y solemos venir casi todos los martes y jueves del año a las 8:30 de la mañana jugar”, confiesa. Muchos de esos partidos terminan con cafés junto a los compañeros, o almuerzos los fines de semana: “somos compañeros de varias generaciones, y la verdad es que hemos congeniado muy bien”.

    Por todo ello, y por muchas otras razones, Jokin no guarda más que buenos recuerdos de su club, y está más que claro que gran parte de sus momentos de ocio y los de su familia seguirán estando vinculados a Amaya. Quién sabe si por otros 50 años más…

    jokin socio 50 años