• 02FEB - 2016

    Gim&Amaya, el ejercicio que se adapta a tus objetivos

    Apuntarse al gimnasio es siempre una buena decisión para incorporar el ejercicio a nuestra rutina, pero a primeros de año estamos más predispuestos que nunca a cumplir con el propósito de ponernos en forma y en Amaya contamos con unas completas instalaciones y una amplia gama de máquinas, tanto para la tonificación como para la musculación.

    Pero lo más importante a la hora de empezar a utilizar el gimnasio es dejarse asesorar por un buen profesional. Éste es el caso de Enrike Sangüesa, monitor de gimnasio, entrenador personal y preparador del equipo de GAF de Amaya. Con una gran experiencia en esta área, conoce a la perfección las pautas a seguir para conseguir lo que cada persona se propone, y que resumimos brevemente en este post:

    TIPO DE ENTRENAMIENTO

    El entrenamiento tiene que ajustarse a los objetivos de cada usuario, teniendo en cuenta su edad, su condición física, etc. Cada persona que acude al gimnasio quiere mejorar su estado de forma, pero a la hora de plantear los ejercicios se hace una diferenciación:

    – Ganar en volumen (muscular): se realizan series más cortas (pocas repeticiones) con más carga en la máquina y con descansos más largos, dejando el trabajo aeróbico para el final de la sesión.

    – Tonificar el cuerpo (firmeza): se trabaja más la resistencia, por lo que se alternan ejercicios aeróbicos y anaeróbicos con un ritmo cardiaco constante por el que la grasa se quema convirtiéndose en fuente de energía.

    FRECUENCIA Y DURACIÓN DE LAS SESIONES

    Demos ser muy realistas, y empezar de menos a más, un par de días a la semana puede ser un buen comienzo y aumentar hasta un tercero si le vamos cogiendo el ‘gustillo’. Con respecto a la duración de las sesiones, también conviene ir de manera progresiva. Lo mejor es empezar con sesiones de 30 o 40 minutos e ir añadiendo 5 o 10 por semana, hasta llegar a los 60 o 75 minutos de entrenamiento.

    ALIMENTACIÓN

    Un factor muy importante a la hora de ponerse en forma. Mi consejo es tener una alimentación variada y con raciones algo más escasas, ya que en la mayoría de los casos nos sobrealimentamos. Y dependiendo de las características físicas del usuario, no descartaremos el asesoramiento de un dietista.

    Deporte adaptado a tus objetivos y necesidades en una sala bien equipada y con un ambiente de lo más familiar… ¿a qué esperas para probar el gimnasio de Amaya? Hoy es un día tan bueno como cualquier otro para empezar.

    gimnasio