La terraza-solarium, ubicada sobre el edificio central, es exclusiva para tomar el sol. Este objetivo exige el cumplimiento de las normas siguientes:

a) El uso de la terraza-solarium es exclusivo para mayores de 18 años. No pueden acceder personas de edad inferior.

b) En la terraza-solarium está absolutamente prohibido comer, fumar y beber cualquier clase de bebida o refresco.

c) Está prohibido jabonarse en las duchas de la terraza.

d) El mobiliario debe tratarse correctamente.

e) Se recomienda que la exposición a los rayos de sol se realice siempre con la debida precaución.

f) Cualquier anomalía que se observe debe ser comunicada al personal de instalaciones para su inmediata reparación.