Debido a la particularidad de esta instalación, especialmente a su peligrosidad, para que un socio pueda hacer uso del rocódromo debe reunir dos requisitos:

a) Disponer del carnet, expedido por Amaya, que le acredita estar capacitado para este tipo de deporte. En oficinas se facilita la información para obtener el carnet de capacitación.

b) Haber cumplido 18 años de edad. Los menores de esta edad harán uso del rocódromo con permiso expreso de sus padres o representantes legales y siempre acompañados de una persona mayor responsable de ellos.

 

Cuando un socio con los requisitos anteriores desea acceder al rocódromo debe observar las siguientes normas:

1) Para acceder al Rocodrómo, se solicitará la llave en información, acreditando la capacidad de uso. Se entregará el carné de capacitación y se recogerá la llave. Una vez finalizada la práctica, se entregará la llave y se recogerá el carnet. La perdida de dicha llave supone el abono de 3€.

2) Sólo podrán estar dentro del recinto del Rocodrómo los usuarios que estén desarrollando la práctica en ese momento. El usuario a quien se entregue la llave es el responsable del cumplimiento de esta norma.

3) Los usuarios utilizarán material propio. Este material deberá estar homologado por las normas de la U.I.A. No podrá rebasarse la línea de seguridad sin el empleo de cuerda y que esta tenga como mínimo 10mm. de diámetro.

4) El calzado a emplear puede ser de dos clases: “Pié de Gato” o Zapatillas especiales para Rocódromo.

5) Durante la escalada, el primer escalador de la cordada debe mosquetonar todos los puntos de seguro de la vía. No pueden mantenerse ocupadas las vías que no se estén utilizando.

6) Cuando algún escalador desee cambiar los elementos de la pared (presas, chapas, etc.) debe comunicarlo al personal de mantenimiento para su realización. Nadie debe hacer esta operación por su cuenta y riesgo.

7) Cualquier anomalía que se observe deberá ser comunicada inmediatamente al personal de instalaciones para su inmediata reparación.