La piscina cubierta de 25 metros es única y exclusivamente para la práctica de la natación. Para su utilización se estará a lo dispuesto por la legislación vigente.

La piscina de 50 metros se considera durante la temporada de invierno como piscina cubierta, por lo tanto durante este tiempo se rige por la misma normativa que la piscina de 25 metros.

En ambas piscinas se observarán las siguientes normas:

a)  No se deben introducir bolsos en el recinto de la piscina.

b)  Es obligatorio ducharse antes de entrar en el agua de la piscina.

c)  En las duchas de la piscina está prohibido jabonarse.

d) Al agua se entra solamente con bañador y gorro. Los pies deben estar descalzos.

f) No se deben introducir en el agua flotadores grandes, colchonetas, balones, equipos de inmersión u otros elementos que impidan el normal desenvolvimiento de los bañistas.

g) Está prohibido saltar y practicar juegos en el agua a fin de no molestar a los demás bañistas.

h) No está permitido acceder a las playas de las piscinas con ropa y calzado de calle.

h) Queda terminantemente prohibido el baño:

– A toda persona que padezca heridas o cualquier afección cutánea.

– A quienes padezcan enfermedades contagiosas de cualquier clase.

– A quienes se encontraran en cualquier grado de intoxicación alcohólica.

i) La persona responsable de la correcta utilización de la piscina es el socorrista. Por lo tanto deben seguirse todas las recomendaciones y sugerencias que haga a los usuarios.