La sala de artes marciales tiene en principio por objeto la práctica del Judo,  Taekwondo, Tai-chí y Yoga, además de todas aquellas que se designen por necesidades puntuales. Todas ellas conforme al horario de actividad que se establecerá al principio de cada temporada.

Para el buen funcionamiento y mantenimiento de esta sala es preciso seguir las siguientes normas:

a) La sala fuera de su horario de uso permanecerá cerrada.

b) Al tatami se accederá descalzos o con zapatillas de suela muy ligera, aptas para las disciplinas que en él se practican.

c) Al ser una sala compartida por varias disciplinas, los miembros de cada una de ellas respetará absolutamente los horarios, utensilios y paneles de las otras disciplinas.

d) La práctica de estas disciplinas, fuera de los horarios establecidos, deberán disponer de permiso expreso de la oficina deportiva con conocimiento del monitor o delegado de la respectiva sección.

e) Cualquier anomalía que se observe debe ser comunicada al personal de instalaciones para su inmediata reparación.